Plasma cuarta generación 

El plasma de cuarta generación se extrae de la sangre del paciente, se coloca en centrífuga, posteriormente se obtiene plasma rico en Plaquetas y se traslada a biorreactor, equipo que maneja cuatro fases de temperatura y que se encarga de potencializar los factores de crecimiento.

Finalmente, se procede a la aplicación en el paciente. Este tratamiento se utiliza para corregir signos del envejecimiento a cualquier edad, actúa rellenando surcos, arrugas, depresiones o cualquier irregularidad de la superficie, también sirve para dar contorno a ciertas áreas como los labios, mejillas y manos.